planta de bambu cepas y rizomas

 

Pero si lo que deseas es aprender a plantar bambĂș desde semillas, te guiaremos paso a paso en el proceso para que no fracases en el intento.

Rizomas de bambĂș

 

Plantar bambĂș por rizomas.

Este método consiste en extraer un rizoma con una sección de tallo del bambusal semillero.

En el bambusal semillero, seleccionar un tallo que se encuentre maduro, en buen estado sanitario, y que su rizoma no se encuentre generando otro brote, pues al cortarlo este morirĂ­a.

Realizar un corte con hacha o machete por encima de como mĂ­nimo cuatro nudos a partir del nivel del suelo.

Limpiar y retirar la tierra del caimĂĄn para tener una mejor visibilidad de la conexiĂłn del rizoma a otro.

Hacer un corte en el punto de unión del rizoma seleccionado con aquel que se encuentre unido, cuidando de no maltratar ninguno de los dos. Cortar el resto de raicillas para liberar el rizoma del suelo. El método por rizomas no requiere pasar por una etapa de vivero; por este motivo, una vez extraído, el caimån debe ser llevado a la brevedad posible al terreno donde se realizarå la plantación, el cual debe estar previamente listo para recibir los rizomas.

Deshierbar los espacios donde se ubicarĂĄn los rizomas (plateo). Limpiar entre 1-2 metros a la redonda donde vaya a ser ubicado cada rizoma.

Abrir hoyos segĂșn el ancho del rizoma y de aproximadamente 40 centĂ­metros de profundidad, cuidando de colocar la tierra superficial a un lado y la mĂĄs profunda en otro lado, esto para invertir el orden de la tierra al momento de cerrar el hoyo. Verificar su profundidad colocando el rizoma dentro del mismo, de tal manera que el rizoma quede totalmente por debajo de la tierra.

Mezclar la tierra que corresponda a la secciĂłn superficial con aproximadamente entre 250-300 gramos de abono.

Antes de colocar el rizoma en el hoyo, echarle agua para mantener su humedad . Se recomienda humedecer el rizoma con una soluciĂłnde agua con enraizador (5 mililitrosde enraizador por litro de agua.

Colocar el rizoma en el hoyo con la secciĂłn del tallo en direcciĂłn hacia la salida del sol (hacia el este) y ligeramente inclinado. Luego, cerrar el hoyo primero con la tierra superficial (mezclada con abono) y luego con la tierra mĂĄs profunda.