Saltar al contenido

Como plantar bambĂș desde esquejes

En esta guía te enseñaremos a crear plantas de bambú directamente desde cañas o entrenudos de los culmos. Si sigues nuestros pasos, conseguirás infinidad de plantas para tu jardín o tu proyecto de cultivo.

Pero si lo que deseas es aprender a plantar bambú desde semillas, te guiaremos paso a paso en el proceso para que no fracases en el intento.

Esquejes y rizomas de bambú

Los entrenudos del bambú son los nexos de unión entre los distintos segmentos que forman parte de cada una de las cañas que surgen atravesando la tierra desde los rizomas o raíces del bambú. Estos entrenudos, soportan también las ramas que sustentan la planta y le aportan la vida a través de la fotosíntesis de sus hojas. Pero también pueden cumplir una segunda función si en lugar de en contacto con el aire, lo están con la tierra.

Por ejemplo, en esta fotografía podemos ver un rizoma de bambú, segmentado por entrenudos del mismo modo en como sucede con las cañas. De cada entrenudo, surgen unas diminutas raíces que se han formado a partir del contacto con la tierra y la humedad y los nutrientes contenidos en ella.

Bamboo can co-create growth

Tiempo necesario: 60 días.

Como reproducir bambú desde Esquejes

  1. Seleccionando el material

    Es muy importante que la caña que seleccionemos tenga un mínimo de 1,5 años de edad y un máximo de 3 años. Las cañas, como cualquier otra planta, necesitan un tiempo de maduración para que las características reproductivas de sus entrenudos sean efectivas y no nos llevemos ninguna desilusión si terminamos observando como nuestro intento se termina pudriendo.

    Los mejores entrenudos se encuentran en la parte baja de la caña, por lo que trataremos de utilizar los primeros 4 a 6 entrenudos dependiendo del tipo o variedad de bambú. Para los entrenudos superiores, se recomiendan otras técnicas más avanzadas de reproducción vegetativa.

    Entrenudo de bambú 2019

  2. Preparar las camas de reproducción o bolsas de vivero

    Los esquejes pueden ser colocados en camas de reproducción o bolsas de vivero. Si es en camas de reproducción el sustrato es el siguiente (16 carretillas = 1 metro cúbico):

    Arena fina: 0.25 metros cúbicos (no utilizar arena en caso el terreno de la plantación sea principalmente arenoso).
    Suelo agrícola: 1 metros cúbicos
    Humus: 8 – 10 kilogramos por metros cúbicos
    Compost: 30 kilogramos por metros cúbicos
    Serrín: 0.6 metros cúbicos
    Los esquejes se colocan distanciados cada 10-15 centímetros, introduciendo, mínimo, un nudo por debajo del nivel del sustrato y con una ligera inclinación.
    En el caso deque plantemos en bolsas de vivero, la composición del sustrato es la siguiente:
    Suelo agrícola: 1 metro cúbico
    Compost o humus: 10 kilogramos por metro cúbico
    Arena fina: 0.25 metros cúbicos (no utilizar arena en caso el terreno de la plantación sea principalmente arenoso).

  3. Cortando el material

    Debéis usar una sierra de mano o unas tijeras de podar según requiera el grosor de la caña que hayáis seleccionado. Recordad que hay una norma básica a la hora de realizar el corte de un entrenudo de bambú. Existen dos lugares de corte con cada entrenudo que son el inferior (o por debajo del nudo) y el superior (por encima del nudo). Esto es importante y debemos tenerlo en cuenta ya que si cortamos en exceso la parte superior, pondremos en riesgo la vida de nuestra futura planta. Sin embargo, el corte que realizaremos en la parte inferior, puede hacerse a la altura donde os marco con el dedo en la anterior fotografía.

    Podéis cortar las secciones incluyendo 1, 2 o 3 entrenudos. Tened en cuenta que las secciones con 3 entrenudos deben enterrarse por completo en la tierra. Las secciones con 2 entrenudos deben “plantarse” con un entrenudo en el suelo y otro en el exterior.

    IMPORTANTE: EL PLANTADO DE LOS ENTRENUDOS DEBEN SEGUIR LA ORIENTACIÓN ORIGINAL DE LA CAÑA.

    Normalmente el corte a realizar debería verse así, aunque nuestro bambú es completamente macizo hasta que llega al cuarto año de crecimiento, en el tuyo deberías ver una cámara de aire en su interior.

    como plantar bambú

  4. Preparando los entrenudos de bambú

    Una vez cortadas las distintas secciones de la caña, podemos proceder a preparar el material para su plantado en el suelo que podrá realizarse en casi cualquier tipo de sustrato, arena, tierra o cualquier mezcla entre ellos.

    Seguramente tus pedazos de bambú tengan una cámara de aire que vamos a aprovechar para nutrir a la planta con humedad suficiente para resistir los próximos 2 a 3 meses que se pasará intentando generar raíces. Se recomienda el uso de agua destilada para evitar la aparición de hongos o bacterias, pero nosotros siempre hemos utilizado agua de un pozo o de un nacimiento cercano.

    Una vez hayas llenado con agua el interior de la caña, tapona la entrada con cinta adhesiva, goma, caucho o cualquier otra forma de tapar un agujero que se te ocurra y que no sea con tierra. Recuerda que estamos intentando que no se pudra el agua en el interior de nuestro bambú.

    Si vuestro bambú no tiene un agujero, podéis practicarlo con una broca de ebanistería.

    esqueje de bambú

  5. Esperar y regar hasta ver salir los brotes

    Debes regar tus esquejes como si se tratasen de plantas a las que les gusta sentir la presencia del agua (pero sin pasarse). Si ves que tus esquejes siguen verdes tras varios días, es que la cosa está funcionando. Incluso es posible que alguno genere una caña auxiliar a partir del entrenudo superior si habéis decidido utilizar secciones con dos entrenudos.

  6. Cuidado de los esquejes de bambú

    • Colocar los esquejes en un invernadero, y fomentar el enraizamiento y generación de hojas y brotes nuevos. Las plantas deberán permanecer en este espacio por un tiempo promedio de 30-60 días, hasta que el esqueje haya generado nuevas hojas. Regar cada día y medio, o dos, con una regadera o pulverizado, y evitar el exceso de humedad en el ambiente. Desde los primeros 15 días crecerán las primeras hojas en el invernadero.
    • En el caso de los esquejes embolsados, quitar el plástico del invernadero y seleccionar los plantones según el tamaño y desarrollo que hayan logrado, separando los más grandes de los más pequeños. Colocar todos en camas de crecimiento bajo sombra, con malla de vivero al 60% de sombra. Permanecerán bajo estas condiciones hasta que generen nuevos brotes o hijuelos (mínimo 3 nuevos). Es importante que todas las camas del vivero estén orientadas según el movimiento del sol (de este a oeste). Regar a diario, a partir de las 5 de la tarde, cuando el sol haya bajado con una regadera o pulverizado.
    • Los plantones que se encuentran en cama de reproducción deben ser deshijados e iniciar el proceso
      nuevamente, ya sea colocándolos en bolsas de vivero o en camas de reproducción en invernadero.
      En cuanto a los plantones embolsados, estos se deben clasificar según tamaños: aquellos con brotes de mayor espesor y con mínimo otros dos hijuelos serán aclimatados para llevar a campo definitivo, y aquellos con 3-5 brotes de espesores delgados serán deshijados, embolsados y repetirán el proceso desde el invernadero.
      El proceso de aclimatación para los plantones más desarrollados  consiste en retirarles la sombra con la finalidad que se adapten a las condiciones ambientales propias de la zona. El riego debe ser diario o interdiario con regadera o pulverizado, a partir de las 5 de la tarde cuando el sol sea menos intenso. Mover los plantones de lugar cada 15 días aproximadamente para evitar que enraícen al suelo, ya que de lo contrario estos pueden dañarse. Los plantones permanecerán en esta etapa hasta que sean llevados a campo definitivo.
    • Otro método para enraizar  esquejes consiste en colocarlos de manera horizontal, enterrándolo de 2-3 veces su tamaño hasta que genere raíces y área foliar, lo cual ocurre en un lapso de 30-60 días. Es en este momento que se puede realizar el repique a bolsas, previa inmersión en la solución con enraizador.
    • El porcentaje de prendimiento en camas de reproducción oscila entre 40-60%, y al momento de realizar el repique en bolsas sólo se obtiene entre 15- 20% de plantones con respecto al total repicado. Por lo tanto, este método de reproducción no es muy recomendable para producción a gran escala.
    • Como el material utilizado para este método no cuenta con un rizoma desarrollado, el tiempo que toma en aparecer los primeros brotes es mayor (aproximadamente 1-2 meses).

    Cabe mencionar que no está garantizado el prendimiento de la planta en el terreno. Si se observa que el tallo emite brotes, lo que asegura su anclaje y prendimiento es la generación de raíces. Este método es más usado en zonas húmedas y en suelos con mayor retención de humedad, no es recomendable para suelos arenosos o franco-arenosos, salvo que se tenga la disponibilidad de agua y se riegue diariamente durante los primeros 30 días tratando de mantener humedad constante. Caso contrario, el nivel de éxito de la plantación será menor.