El mar de bambú de ShuNan, China. Un lugar paradisíaco

El bambú ha sido cultivado y utilizado en China durante miles de años, y es una de las plantas más apreciadas por los chinos. Por eso lugares como el llamado mar de bambú de ShuNan, un bosque natural situado cerca de la ciudad de Yibin, en la provincia de Sichuan al suroeste de China, son tan apreciados y recomendados. Se caracteriza por estar formado por millones de bambúes que, dada su excepcional extensión, cubren veintisiete montañas y más de quinientos picos.

Fotografía turística del mar de bambú de ShuNan, en China

El mar de bambú, en el sur de Sichuan, es el bosque natural de bambú más grande y exuberante del mundo. Alberga alrededor de unos cuatrocientos veintiocho tipos de bambúes, entre los que destaca el Phyllostachys pubescens o también conocido como Nan. Es un género asiático que cuenta con cincuenta y una especies. Dicho bambú se caracteriza por ser el que crece con mayor rapidez y es el género con mayor importancia económica en el país chino.

El bambú cubre más de cuarenta y siete kilómetros cuadrados de la ladera de la montaña. Además, puede pasar de brote a bambú maduro en tan sólo cuarenta días, y formar bosque en un tiempo récord de cuatro años.

El mar de bambú de ShuNan es un lugar que está cubierto de nubes durante todo el año, cuenta con un clima templado y una temperatura promedio de unos 15,5 ºC. Durante la época estival se puede apreciar un extenso paisaje verde, mientras que en invierno, todo adquiere una coloración banquecina.

El aire dentro del bosque de Sichuan es muy fresco y además de contar con paisajes de bambú, montañas, ríos y arroyos que descienden desde los bordes de los acantilados, también existen cascadas voladoras, senderos serpenteantes y templos antiguos que conducen a lugares místicos y llenos de paz y tranquilidad.

En lo más profundo del bosque de bambú, en los collados rodeados de montañas, hay un lago cristalino llamado “El mar dentro del mar”, a donde te puedes adentrar únicamente tomando una balsa de bambú y navegando sobre sus olas, a la vez que se puede apreciar un paisaje magnífico dentro de este mundo de color verde.

El parque de ShuNan tiene más de cien lugares pintorescos que hacen las delicias de los turistas.  Un ejemplo de ello son las cataratas voladoras de Qicai, situadas en el valle del Gourd, entre la colina de Shigu y la colina de Shiluo. Estas cataratas son conocidas como una plataforma que atrapa el alma. Son impresionantes en todo su esplendor y tienen una altura de unos seiscientos cincuenta pies y un gran caudal de agua.

Los turistas suelen ascender a la cima de las colinas de las montañas para disfrutar de las mejores vistas dentro de este asombroso mar de bambú. En lo más alto se pueden observar una serie de templos y santuarios antiguos chinos que rodeados de sinuosas olas ofrecen un paisaje realmente celestial.

El mar de bambú de Shunan, en China, es uno de los lugares más hermosos del planeta y que recibe cantidad de visitas cada año. Es un lugar mágico e idóneo para viajar si te gusta descubrir nuevos parajes y estar rodeado de naturaleza en su estado más puro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *