Saltar al contenido

Guías de cultivo y usos del BAMBÚ

Tipos de bambú

Son los bambúes más comunes y resistentes al frío intenso. Provienen principalmente de China y otros países asiáticos. Son bambúes de tipo invasivo.

Son los bambúes más grandes del mundo y que más alto crecen. Sus cañas pueden llegar a pesar hasta 100 kilos y medir hasta 30 metros de altura. Son bambús no invasivos.

La familia bambusa tiene lo bueno de los dos mundos. Se trata de bambúes medianos y gigantes, que tienen cierta resistencia al frío, aunque prefieren climas templados. 

Es el bambú más místico y misterioso que existe. Crece entre las sombras de los famosos acantilados del interior de China y alcanzan alturas de hasta 4 metros. Son no invasivos. 

Guías y tutoriales con bambú

El arte del CHI que proviene de china, nació del valor espiritual del bambú. El renacer de una planta que siempre rebrota desde sus raíces y simboliza la salud y el sentido de la vida.

Todo lo que necesitas saber acerca de como cultivar bambú en 2020 en un solo lugar. Aprenderás muy rápidamente lo mismo que sabe un experto en plantaciones de bambú.

Si estás pensando en construir con bambú, tenemos las guías definitivas para aprender a tratar el bambú y a utilizarlo como material de construcción en 2020.

Todo lo que necesitas saber para construir tu propia bicicleta de bambú en 2020. Las guías, los pasos detallados con los mejores expertos en creación de bicicletas ecológicas.

En los medios

Desde que nacimos hace 12 años, hemos estado presentes en los medios de comunicación como uno de los proyectos pioneros en la introducción del cultivo del bambú en España, y los primeros en establecer una plantación de bambú gigante con fines industriales. 

Qué es el bambú

El bambú es la planta de más rápido crecimiento del planeta, y la que más posibilidades tiene de convertirse en la protagonista de los futuros pulmones verdes del planeta. Se trata de una gramínea capaz de convertir hasta un 25% más de oxígeno que los árboles más grandes del mundo. Es sin duda, una alternativa válida a infinidad de productos y derivados del petróleo.

Los bambúes pueden ser plantas pequeñas de menos de 1 m de largo y con los tallos (culmos) de medio centímetro de diámetro, aunque también los hay gigantes: de unos 25 m de alto y 30 cm de diámetro. Los hay herbáceos y leñosos, cespitosos y más expansivos, y los hay trepadores.

El origen del bambú

A diferencia de lo que muchos sitios en la red especifican, el bambú no procede de China, aunque sus primeros usos en la historia de la humanidad se hayan constatado en el gran continente asiático. El bambú se trata de una planta (una hierba) que ha evolucionado a lo largo de 30 a 40 millones de años bastante después de la extinción de los dinosaurios y se convirtió en el mayor recurso de alimentos y protección para las especies herbívoras, y posteriormente para los humanos modernos.

Su nombre científico “Bambusoideae”

Bambusoideae es el nombre de una subfamilia de plantas que pertenecen a la familia de las poáceas o gramíneas, una de las familias botánicas más extensas e importantes para el ser humano. Cuando el culmo es leñoso (una caña) su nombre vulgar es bambú. La tribu Arundinarieae es conocida como “los bambúes leñosos de climas templados”, la tribu Bambuseae contiene “los bambúes leñosos de clima tropical”, y Olyreae es la tribu de “culmos herbáceos”.

Usos del bambú en 2020

Entre los innumerables usos del bambú, destacamos un enorme incremento en los sectores donde se aplica el bambú, entre los que se encuentran los más conocidos como la construcción o la confección de papel a partir de la pulpa extraída del bambú. Pero también son muchos los sectores que han impulsado su uso debido a las particularidades de la planta, como son la producción de vehículos donde se utiliza este material como componente de refuerzo o protección contra impactos, o en el sector aéreo donde se utiliza como material ligero y resistente, capaz de resistir las vibraciones de las turbulencias en los vuelos de pasajeros o mercancías. 

Características del bambú

Algunas especies de bambú son las plantas de crecimiento más rápido del planeta. Tanto es así que muchas compañías con conciencia en el cambio climático han puesto las miras en este tipo de cultivo alternativo, sustituyendo cultivos como el eucalipto; que empobrece el suelo y es altamente invasivo, así como cambiando la composición de sus productos.

Transforma un 25% más de CO2

Una hectárea de bambú (del tamaño de un campo de fútbol) puede almacenar hasta 250 toneladas de carbono y su madera, una vez explotada, puede albergarla durante una media de 80 años. Cada año, esa hectárea absorbe 5,1 toneladas nuevas de carbono, el equivalente en Co2 que genera una persona en los países más desarrollados como España o Estados Unidos.

Propiedades mecánicas

Sus fibras largas y flexibles hacen del bambú un excelente aliado para la construcción de estructuras de cualquier tipo, superando incluso a algunas de las maderas más resistentes como el roble.

Beneficios para la salud

Los productos hechos con bambú tienen un aporte de silicio, que está presente de forma natural en esta planta. El sílice del bambú favorece la síntesis de colágeno, que se halla en altas concentraciones en tejidos óseos y conjuntivos, de modo que ayuda a la reconstrucción del cartílago deteriorado por la edad o por enfermedades de tipo artrósico y, por la misma razón, contribuye a prevenir el deterioro